Canal RSS

Archivo del Autor: familia muy normal

Tecnópolis o cómo viajar una hora y media para hacer colas de +3 horas.

Publicado en

Había una vez una familia con muchos hijos aburridos en medio de las vacaciones de invierno (o vacaciones de infierno como le gusta llamarlas a Patri). Había una vez una persona llamada Paula con una brillante idea que reuniría por un sábado entero a la familia, para compartir un momento único en igualdad y justicia social, hermanas y hermanos de la familia muy normal….perdón! justicia e igualdad social son términos que quedan retumbando en la cabeza de uno después de visitar Tecnópolis. Como cuando cantabamos en nuestras cabezas canciones de Fabiana Cantilo sin darnos cuenta que en realidad Coni nos había hinchado demasiado las pelotas estado deleitando por meses con sus mega hits.

En fin, fuimos a Tecnópolis a pasar un sábado, para disfrutar en familia, para ver qué carajo es eso de lo que todos hablan, para hacer colas, para entretener a los niños; porque además es gratis (durante Julio), y porque es gratis, y por sobre todo, porque nadie tiene que pagar, es decir, es gratis.

A continuación, los participantes del paseo:

Esta foto te da ganas de ir a Tecnópolis, ¿o no?

Franco (y sus anteojos); Paula la organizadora de eventos; Patri fresca como ese sábado a la mañana; Coni, pensaba que era un viaje a Disney; Bárbara, se arrepiente y esta foto lo dice; Natalia, no sabía que estaba ahí, no sabía que esto era una foto, no sabía que era gratis.

¿Nos tildan de locas porque en esa foto no estan todos los que fuimos? Ok, somos locas.

Otra foto grupal con los visitantes que faltaban

Sí, estábamos en un tren de mentira

Agustina y el Chanchi. Y sí, Franco una vez mas usando anteojos, Barb una vez mas no queria estar ahi, y lógicamente, Patri sacó la foto. Sí, no la sacó fuera de foco. ¡Obvio! estaba usando dos pares de lentes. ¡NO! no de los que usa Franco, se requiere de mucha modernidad para eso.

¿Qué esta faltando acá que no sean las fotos de Juanita Viale? JORGE! Pensarán que es lógico que JUSTO faltan Jorge y Lara. Aunque también sabrán que llevar a Lara no era una opción. De hecho llevar a Lara a cualquier lugar que no quede a dos cuadras de casa no es una opción. Así que, dejando de lado la teoría que quizás Jorge se haya quedado con Lara para un sábado de amor, como le habíamos prometido alguna vez, permitanme decirles que Jorge optó por quedarse en casa (y disfrutar de un momento único e irrepetible de paz) y visitar Tecnópolis cuando cobren la entrada. No es que a Jorge le guste gastar plata, es inteligente de hecho, y lo probaríamos unas horas mas tarde, en medio de una cola de tres horas, cansancio y sin un 160 que nos devuelva a nuestros hogares, o nos acerque, porque el 160 siempre esta cerca de algo.

Si tan solo los lugares estuvieran diferenciados por "Traiga aquí a su niño aburrido" y "Descanse mientras el niño no se aburre"

12 pm, llegamos a la estación de tren Miguelete (Villa Martelli), que es como tu amigo Miguel que te haec la segunda siempre y es muy copado, sólo que éste Miguel, no tiene taxi, ni buena onda, ni gente con cara de muchos amigos.
En medio de la incertidumbre, nos dirigimos hacia la cola gigante de gente que se veía desde la estación y que por suerte, no era la fila para entrar a Tecnópolis, sino para subirse a alguno de los colectivos (que venían cada tres minutos) que sí te llevaban al maldito lugar. Nadie tenía idea ni de dónde era Tecnópolis, si había cola, si se pagaba entrada, ni siquiera podíamos distinguir cuál era la entrada. El colectivo nos podría haber llevado a un tour super exclusivo en Ciudad Oculta (también GRATIS) y hubiesemos pensado que estabamos en Tecnópolis. Ok, somos locas (?).

"Chicos, no hay taxis ni remises, y los conductores de Helicópteros están de franco."

Finalmente llegamos a Tecnópolis, y estamos seguros de ello porque hay un poco más de gente que la media cuadra de cola que vimos en la parada del colectivo.

Les recordamos que la entrada era GRATIS

Empezamos bien, empezamos arriba. Ibamos a visitar todo por orden. Primer parada: el tren Gral. Roca. Pensamos que ibamos por buen camino porque a Santi le gustan los trenes, y a Coni le iba a gustar también si inventabamos que en ese tren Fabiana Cantilo cantó sus primeras canciones.
Aún así, los niños no mostraron mucho entusiasmo más que por el hecho de estar fuera de casa.

Después del tren…más trenes. OK, definitivamente esta parte les iba a aburrir, sobre todo porque no hay mucho que puedan hacer mas que sentarse en los asientos de los trenes, y si bien vivimos en Boedo, los niños saben que se siente tomar asiento en los trenes, o subtes, o colectivos, o sentarse en el sillón de casa (cuando Lara no lo está ocupando). En fin, ninguna novedad.

Foto con tren 1

Foto con tren 2

Foto con TRANVÍA (al fondo)

Definitivamente era hora de saltear la parte de los trenes y buscar en los miles de papeles que nos entregaron en la entrada, algún lugar que les pueda interesar a los niños.

Lo menos que podíamos hacer era sacar fotos a los niños al lado de cada fila lugar que visitaramos. Pero NO!, había que hacer fila para sacar foto también. ¿Querías sacarte foto al lado de la ferrari-no-se-qué? Hacé la fila. ¿Querés sentarte un rato en el tren? Hacé la fila. ¿Querés ver a la señora norteña tejiendo (con cara de poco feliz) en el telar? Hacé fila. ¿Querías ir a Tecnópolis? Hacé fila carajo!!!!!

Es increíble como absolutamente todo lo puedo relacionar con Crepúsculo

Bue, bue. Entendemos que era sábado y que todos quieren sacarse de encima a las criaturas del señor que tanto se aburren en estas dos semanas, y que además justo salió el sol, el día estaba divino, etc. Pero, ¿TRES HORAS Y MEDIA DE FILA PARA EXPERIMENTAR EL FRIO DEL ARTICO EN UN SUPER SIMULACRO? No, gracias! Ya la estabamos pasando mal. A cualquier lugar que quisieramos ir, habia una fila larguísima y no hay mucho que uno pueda hacer para entretener a los niños en una fila durante tanto tiempo. Creo que ni siquiera hay tantos temas de conversación que pudieran hacer pasar tanto tiempo sin terminar con cara de “¿Quién mierda me mandó a Villa Martelli a ver trenes?”.

Acá están las caras:

Aburridos

PAJA

Santi nos trata de decir algo

Reunión + niño frustrado por el aburrimiento

"Hola, sí, me dijeron que si usaba estos anteojos por una semana entera me iban a hacer pasar sin hacer cola"

Intentamos remontar la situación, sentarnos a tomar algo para discutir, bueno, en realidad para tomar algo también había que hacer cola así que, sentarnos en algún lugar libre era suficiente. Pero decidimos que Jorge tenía razón, y que además Tecnópolis no era una buena sugerencia para que los niños pasen un día en vacaciones de invierno. Seguro que el lugar es interesante y está bien organizado. Pero por dios no lleven a sus niños!!! A menos que vivan en Ciudad Oculta, porque es un toque de ahí, eh!

Patri había llevado un tupper tamaño familia muy normal lleno de empanadas para repartir, pero eso tampoco nos distrajo del paseo aburrido. De hecho, en un momento lo único que esperábamos era la próxima parada para repartir más empanadas. ¡Hola, ANGUSTIA ORAL!

"Si firmás aca mismo las fotos de Juanita Viale se borrarán de tu mente para siempre"

Así que Patri, que no es la fan número uno de KKKristina, tampoco soportaba los “mensajes populistas” que adornaban el lugar desde los carteles hasta los mensajes que se escuchaban desde los parlantes. Decidió que era tiempo de irnos, tres horas y media después de haber llegado. En ese tiempo que recorrimos menos de un cuarto del predio, podríamos haber entrado a la experiencia del Ártico, AAH RE!

El único que salió beneficiado en algún momento fué Santi, que una vez mas, usó sus encantos para obtener beneficios. Resumimos todo en estas cuatro fotos, paso a paso, más facil que las recetas de Utilísima. ¡TOMÁ MATE!

Santi señala lo que quiere y 20 segundos después lo tiene en sus manos. Así de fácil es ser él.

Así que, quizás volvamos a Tecnópolis, cuando cobren entrada y cuando los niños estén de campamentos o en alguna maratón de cumpleaños. Mientras tanto, nos quedamos en casa viendo las fotos de Juanita Viale y tratando de descifrar porqué a ése hombre lo apodan “manguera”….ahhhhhh.

A modo de bonus track, por si les quedó alguna duda de que los niños se aburrieron, a continuación les dejamos un video del testimonio de Coni:

Anuncios

Volvimos y ya no somos millones

Publicado en

Cupos limitados

Acongojados por el éxodo de gente  que hubo en la casa de la FMN, se vieron afectadas las actividades de la vida en el día a día, y en consecuencia, del blog. Como sabrán (o no), Natalia y Paula, decidieron abandonar la casa hace ya varios meses, y el vacío que dejaron en la casa es muy grande. Y cuando hablamos de vacío, nos referimos principalmente al espacio que ya no ocupan el exagerado número de muebles sus pertenencias: el espacio que dejó la ropa que ya no está en los armarios, lo espaciada que queda la cocina en horas pico, y ni mencionemos el espacio de aire fresco que se siente en el baño. Es un cambio drástico, tanto aire libre de repente, después de vivir inspirando Natalia y exhalando Paula en todo momento.  Hubo que reacomodarse en la casa. Mucha gente no lo entenderá, pero es difícil volver a acostumbrarse a que el baño no este siempre ocupado, tener que moverse libremente por el cuarto de uno, porque ya no estan con nosotros las camas extras que apenas entraban. ¿Cómo acostumbrarse a lavar menos ropa? ¿Cómo hacer que Patri supere el no tener que preparar siete platos de comida? ¿¡Cómo sigue con la vida uno?!

Archivo 2010: armonía en el hogar

Cómo olvidar las jornadas nocturnas de diseño gráfico en el comedor con Natalia, juntando los restos de sus trabajos, cada papelito y alguna que otra vez, limpiando cada charco de tinta china en el piso que había que limpiar porque las entregas de la facultad nada tenían que ver con barrer los deshechos del sacapuntas, o los restos de cartulina. Cómo olvidar el “tengo entrega”, o “a todos les chupa un huevo que tenga entrega”, o “nadie entiende que tengo entrega” e incluso el intenso “la re puta que los parió a todos, son miserables, se cagan en mi vida y en mi entrega”. Tantos momentos que añoramos, tantos recuerdos que quedaran en nuestros corazones por mucho tiempo. Tan gratos y grandes son esos recuerdos, que agradecemos ese espacio que dejaron Paula y Natalia en la casa, porque ¿dónde podríamos guardarlos sino?

"Me asfixia el espacio que hay ahora en la casa, estoy triste"

Una de las cosas que extrañamos mucho, Lara incluída, es la ropa de Paula, proporcionalmente distribuida en cada parte de la casa, en cada rincón*. Cuesta acostumbrarse a no tener una prenda suya alrededor. Sus medias, los abrigos en las sillas, sus carteras/mochilas, todas esas cosas que antes adornaban la casa, ya no estan. Dejaron un vacío enorme que cuesta volver a llenar.

¿Cómo volver a empezar? ¿Cómo seguir? ¿Cómo contar cada acontecimiento nuevo que pasa en la FMN cuando el espacio es tan grande en la casa?  Además, pasaron tantas cosas extrañas: Agustina empezó a estudiar, Franco se puso de novio, Santiago esta empezando a pronunciar las sílabas correctamente…

Por otro lado, hay cosas que siguen igual por supuesto: Patri sigue con los golpes de calor, Jorge sigue sordo, Franco sigue en el secundario (más precisamente en cuarto año), Lara duerme, Coni aún vive en un universo paralelo.

A pesar de la angustia que nos rodea, decidimos seguir contando las andanzas de la FMN, porque la vida debe seguir, aún cuando los lavados de ropa pasaron de seis a tres por día. Sabemos que podemos seguir.

Así que pónganse cómodos, pero estén atentos, porque cuando uno menos se lo espera, se da vuelta, y resulta que tiene sarna. Ampliaremos.

Cómodo, como en tu casa

los saluda y abraza con los brazos extendidos (porque ahora hay espacio para eso),
la familia muy normal.

*decir “cada rincón” sería una picardía sin aclarar que algunos rincones de la casa como el lavadero o el canasto de la ropa para lavar, quedaban exentos de las decoraciones de ropa de Paula. Creemos que Paula nunca pudo encontrar el lavadero, por ende, la ropa nunca llegaba a buen puerto.

Día de la madre: carta de Coni

Publicado en

Sí, también hicimos esto

Compartan con nosotros la carta de Coni sobre el día de la madre que le organizamos a Patri, aunque claramente, no se lo merecía, por caprichosa. Lo festejamos igual, por el cordón umbilical que alguna vez nos unió.

Querida Mamá,
hace unos días, mientras trataba de no ordenar el cuarto, recordaba con mucha gracia aquel pasado día de la madre cuando te pusiste a llorar porque nadie te había hecho el tradicional desayuno como vos te lo esperabas. Recordé aquellas cosas que empezaste a decir sobre dar y recibir y compartir y todas eso que las mamás siempre dicen cuando nos quieren impartir la sabiduría maternal que solo ellas conocen muy bien.
Perdoname, mami, que lo recuerde con gracia, es que a veces me parece ridículo cuando hablas de ciertas cosas y de repente te pones sensible de la nada. Como cuando hablas de Franco y sus faltas del colegio, o mis universos paralelos, o incluso de la papada de Pau, un tema que sé que te quita el sueño.

¿Te acordás que aquel día, hace un año atrás, te pusiste mal toda la mañana hasta empezado el almuerzo?  Habían venido Nati y Pau de visita (no vivían con nosotros, épocas de oro) para comer con vos en tu día especial. Pero aún así, tan acongojada estabas que al principio no supiste disfrutar del almuerzo que te habíamos preparado.

Decidí entonces, que era parte de lo que algunas personas llaman “crisis de mediana edad”, que no tengo idea de lo que significa, pero supongo que tiene que ver con llantos, quejas (esas cosas que más te gusta hacer, má) y sospecho que incluye a veces eso que tanto escucho nombrar en casa: la menopausia.

Quise consultar en mi universo paralelo de que se trataban estas cosas, pero no hay Google allá y la mayoría de las criaturas que allí viven, solo saben sobre cosas que no tienen mucho que ver con tu realidad, mamita, pero no quisiera explicártelas. Tampoco quisiera preocuparme y que de repente te ausentes por tres días y vuelvas a casa inflada, como aquella vez hace un par de años, ¿te acordás? Nunca entendí nada, vos viste como a nosotros los niños nos dejan afuera de muchas cosas, pero recuerdo haber notado tu ausencia en la casa cuando comimos arroz por tres días seguidos. Tres días más tarde, volviste con cara de cansada de una clínica médica rara donde aparentemente te habían inflado tu parte del pecho. Nunca terminé de entender, solo se que, luego de semanas de estar en cama, de repente estabas de mejor humor y empezaron a aparecer corpiños de tamaños de ollas por todos lados. Serán cosas de adultos, pensé…y después me dicen de mis paseos por mi mundo interno…

Volviendo al tema del día de la madre, sabía que este, como muchos otros, es un tema delicado para vos. Así que por eso te preparamos el desayuno finalmente, para que no llores más. Aunque deberías aprender de mí, mamita. Porque llorar para pedir algo, no trae más que retos y sermones, créeme, yo sé de lo que hablo. Pero a veces también los adultos nos terminan dando los caprichos igual a pesar de nuestros gritos, un poco por cansancio creo o a veces porque llorar y hacerse la pobre indefensa funciona. Yo debería saberlo mejor que todos, tengo mucha práctica en el área.

Para que recuerdes este día, como nos enseñan cada año en el colegio, hice lo que mejor sabemos hacer los niños: un collage. Repasa este día tan especial y guardalo para cuando tengas esas crisis de adultos, o para cuando quieras inflarte otras cosas o cuando juegues a la menopausia.

Ignorá mi constante mirada hacia tu plato de panqueques. Es así en casi todas las fotos, pura coincidencia

Este es el desayuno que te preparamos. Yo exprimí el jugo de naranjas (que no se ve en la foto) encerrada en el baño, para que no te despierte el ruido. Ya soy como vos, má, estoy en todas. Hicimos todo juntas con Agus, aunque sospeché que por alguna razón le molestaba mi presencia en la cocina y por eso apoyó firmemente mi idea de encerrarme en el baño a hacer el jugo. Vos viste que ella necesita plena concentración para hacer las cosas, o que simplemente es muy obsesiva. Probablemente sea obsesiva y ya.


Acá recibiste uno de los regalos que te hicimos y segundos después no entendí qué quisiste hacer. Me pasa con muchos adultos que de repente se comportan de manera extraña alrededor de los niños, creo que tratando de imitar nuestro comportamiento, pero créeme, no se ve normal. Es más bien ridículo y bastante extraño.


¿Ves lo que te digo? ¿Pensás que queda bien este comportamiento? Yo traté de seguirte la corriente con mi mejor cara de “qué plato esta madre”. Bueno, es tu día, no te vamos a criticar.


Pau llegó un poco tarde al desayuno porque no cree en los festejos donde la atención recae sobre una persona sola y lo manifestó de esta manera, con su mejor cara de recién amanecida.

Después de llevarte tu desayuno y darte tus regalos, llegó la hora del desayuno del “personal”, porque merecemos un pequeño respiro después de tanto  trabajo. Obvio que no nos acompañaste en el desayuno al principio, pero es por protocolo, mamá. El personal no podía compartir la mesa y mezclarse con el agasajado.

Esta es la cara de asador

Este es papá, MI papi, haciendo lo que mejor sabe hacer (entre muchas otras cosas que sabe hacer perfectamente bien). ¿Podés creer, mamá, que rico que estuvo el asado de mi papi? ¿No es el mejor papá que alguien pudiera tener?…a veces me pregunto porqué tuvieron un segundo hijo, obligándome a compartirlo con alguien que ni siquiera se merece toda la sabiduría y cariño de mi papá. Ya lo superaré…creo.

Esto también es parte de ser mamá supongo. Es abrir las piernas y que sea lo que el destino quiera. Y después de tantos hijos que trajiste al mundo, supongo que te debes acostumbrar a sentarte así, en un día cálido y tranquilo como este. Estas fotos, no son mas que un homenaje al oficio de ser madre.

Tensión de las articulaciones de las manos: síndrome de abstinencia

La única foto que tenemos de Nati sin su celular en la mano. Tomalo como una reliquia, un regalo súper especial, de esos que no se dan todos los días. Después de todo, hizo un gran sacrificio. Observá su postura, cómo le cuesta estar sin el celular.

Y finalmente, te doy mi regalo especial. Desde el más allá, en un universo donde no llegan los gritos de la casa ni la mugre del baño, te dedico este solo de secador que improvisé.

no más lágrimas y feliz día de la madre,
Coni.

Gracias Coni por compartir tus palabras desde tu galaxia. Por sobre todas las cosas, nos encanta cuando Santi dice “¡Franco, andate!” en el video. ¿Lo habían escuchado hablar tan claro antes?

¡Franco, andate! (con amor)

Algo extraño sucede con Paula

Publicado en

 

Hemorragia nasal. (Agrandar la foto con un click para contenido explícito)

 

Querida familia, algo sucedió en las últimas semanas que a muchos nos tiene preocupados. En realidad no es preocupación, más bien estamos consternados, confundidos, no sabemos qué pensar al respecto. Es algo que nos enteramos hace poco sobre un integrante de la casa y honestamente basándonos en nuestras sospechas queremos desesperadamente ayudar de la mejor manera y sin juzgar. Se trata de Paula.  Esta teniendo comportamientos raros, hábitos nuevos que claramente han modificado algo en ella. Últimamente la vemos con la cara cansada, con  ojeras, se queda por la noche deambulando por el cuarto sin razón, y durante el día no esta en casa. Se pone a ordenar ropa, pone cosas en cajas que apila por toda la casa, y no sabemos cómo pero en la última semana gastó bastante plata en adquisiciones varias. Y tu nariz Pau. ¿Es que pensas que no nos damos cuenta que algo esta pasando? Tantas hemorragias nasales en una semana. Claramente todo esto es demasiado para vos.

 

Cajas apiladas similares a las que Pau acumula en la casa

 

No queremos saltar a conclusiones precipitadamente, pero ¿qué alternativa tenemos?. Decidimos consultarlo con un amigo muy experimentado en el tema para ver a qué nos estábamos enfrentando. Por lo que pudimos averiguar, sabemos que mucha gente lo hace de mas joven porque quieren pasar la experiencia frescos en medio de su juventud y porque “esta copado”, pero mucha gente también empieza a tu edad. Ves, este asunto nos puede pasar a todos, una vez más, no juzgaremos. De hecho, muchas familias pasan por esto y cuando ocurre es un gran acontecimiento que afecta a todos. En general es algo que genera un poco de angustia, aunque siempre alguno que otro por dentro disfrute de esto.

También nos enteramos que esto que haces requiere conseguir  elementos y mucho espacio para almacenar las cosas y sabemos que además organizar el tráfico de todo demanda mucha plata y vemos que estas gastando todos tus ahorros, capaz, de manera poco inteligente. No quisiéramos que derrocharas todo por la emoción del momento.
En serio Pau, en unos meses cuando todo esto haya pasado y estés mejor y de repente te encuentres de noche en tu cama sola, tratando en vano de conciliar el sueño porque la ansiedad y el dolor de estómago te coman viva, vas a pensar “¿No se me habrá ido la mano con el tema?”. Y te vas a sentir culpable, vas a lamentar haber hecho todo esto sola sin pedir ayuda previamente,  sobre todo cunado tu vida sucumba en un gran déficit económico y ningún ser querido este ahí para revertir lo irreversible.

Pero no vamos a permitirlo. Aca vamos a estar tu familia para ayudarte en todo este proceso nuevo y queremos involucrarnos en el tema ahora, antes de que sea demasiado tarde y termines en banca rota, desnutrida, deprimida y con la nariz despedazada. Así que Pau, abrite a nosotros, contanos así podemos ayudar. Porque este hallazgo reciente en casa, que por suerte pudimos fotografiar, a decir verdad, también nos trae un poco de alegría:

Sí, es exactamente lo que estabas pensando, finalmente te vas a mudar y ya armaste la valija con tu ropa, además de las eternas cajas con tus cosas que adornan armoniosamente cada rincón de la casa. Como te decíamos, queremos ser parte de esto y aconsejarte en cuanto a los gastos. En primer lugar, no compres más escritorios Pau, si ya tenes tres bobi! Y queremos ayudarte con las cajas. Sabemos que te quedas hasta tarde haciendo preparativos, pero ¿sabes qué?, también tenes que dormir y comer amiga! Cuida tu nivel de estrés, cuida tu nariz, porque esa sinusitis no tiene nada que ver con la primavera, ya lo sabemos. Obvio que con todo esto uno sangra de la emoción, pero todo tiene un límite, incluso tu nariz.

 


"¿¡QUE PAULA QUE!?"

 

Y en cuanto al primer día en tu casa sola, que tan poco falta, nos ofrecemos a estar ahí con vos, en tu monoambiente todos juntitos. Porque los mas experimentados de la familia saben lo que es pasar la primera noche sola en la casa nueva. Sí, probablemente no puedas dormir y pienses en todos tus gastos y en si tomaste la decisión correcta con el tercer escritorio. Así que allí estaremos también cuando los nervios en la panza resulten en una noche agitada de insomnio.

Felicitaciones Pau, esto es mejor que si te casaras.

Por siempre en tu mesita de luz,
La familia muy normal.

*Es demasiado fácil encontrar una foto de Paula sonandose la nariz

Santa Arquitecta: no soy digno de que entres en mi casa

Publicado en

Hace varias semanas ya que en la casa de la FMN se viene hablando de una tal arquitecta que va a venir un día, no sabemos bien para qué (no porque no entendamos a qué se dedica una arquitecta), pero parece que es una visita muy especial; sobre todo para Patri, quien estuvo no solamente hablando de dicha visita, sino que también ha tenido un comportamiento muy particular.

Para empezar, ordenó a todos sus discípulos los integrantes de la familia a ordenar con especial dedicación. Hasta acá las cosas parecían normales, Patri siempre dirige la limpieza del hogar. Sin embargo, Patri no parecía tan normal como de costumbre.
Todo esto comenzó la semana pasada. En todo momento se nos recordaba ordenar y limpiar porque, supuestamente, esta llegada se esperaba para el viernes pasado. Patri andaba muy agitada y se repetía a sí misma constantemente que no llegaba, que se le acababa el tiempo, que todo tenía que estar perfecto.
Finalmente, la visita del viernes se canceló porque, según Patri, todavía la casa no estaba en condiciones para la llegada de la arquitecta. Así que, al día siguiente, seguimos con la rutina de limpieza, todavía sin saber quién era esta arquitecta, de dónde venía y a qué venía. En medio de tanta incertidumbre algo ocurrió el sábado a la tarde que nos aclaró las ideas, cuando observamos a Patri arrodillada en el piso de la cocina, raspando los bordes de las baldosas con un cuchillo para que estas queden en dignas condiciones. Y se hizo la luz en nuestras mentes:

  • Devoción hacia alguien/algo cuya existencia no esta probada (¿alguien vio a la arquitecta?)
  • Fanatismo (por la limpieza)
  • No respetar opiniones de otros y enojarse enseguida

¡Patri es una creyente! No sabemos de qué religión, pero definitivamente tiene que ver con alguien llamado “arquitecta”, que aparentemente vendrá un día y nos revelará la tierra casa prometida.

Ahora todo tenía sentido. Tantos preparativos, tanto movimiento. ¡No te ofendas, Patri! Estábamos muy desorientados y esta teoría tiene mucho sentido.  Más con el Papa dando vueltas por el mundo visitando a no sé quién ni porqué, ¿qué querés que pensemos? Queremos una explicación.  Queremos salvarte de esta extraña secta en la que te metiste, de esta desconocida arquitecta a quien tanta fe le tenés pero que nadie conoce, nadie la vio. Volvé, Patri; no creas que esta especie de Mesías va a venir y restaurará tu reinado… aunque puede que sí restaure los agujeros del techo del cuarto de Agustina y de alguna manera arregle las cañerías que largan olor a huevo podrido cuando llueve. Bueno, y pensándolo bien, también la arquitecta puede que nos traiga la esperanza y nos salve del techo del patio, cuyas ventanas dejaron de funcionar hace tiempo dificultando la ventilación en los días de calor y sabemos muy bien lo que son los días de calor en la casa. Tal vez hasta venga con su bendita luz y tape las goteras de ese techo, para que los días de lluvia el patio no se convierta en una exposición de tuppers y baldes por todo el piso. Tal vez…esta sea la salvación Patri y tengamos que unirnos todos en comunión, arrodillarnos juntos y raspar entre todos, los benditos bordes de las baldosas.

Alabada seas, Arquitecta (con mayúscula porque es un ser divino). Perdónanos por ser incrédulos como Juan, el Bautista y no creer en tu voluntad, en tu llegada, y atrasar la limpieza de la casa, no hacer las camas y no llevar la ropa para lavar a tiempo. Que tu luz ilumine nuestras habitaciones y evite la explosión del calefón cuando Patri se olvida de apagarlo después de cerrar la canilla caliente. Perdónala a ella por ser distraída.

A falta de información, decidimos que la Arquitecta luce asi...oremos

Aguardamos tu llegada, para que nos salves de las paredes de esta casa de Boedo Soho, y dejamos a tu voluntad la obra que llevaras a cabo en tu máxima divinidad. Y si no es mucho pedir, en el proceso celestial de esa obra, podrás llevarte al can que con nosotros vive. Tómalo como una ofrenda de la FMN. Llévala tan lejos que sus ladridos ya no se escucharán en ningún rincón de esta casa. Bendice a esta familia con tu gloria, con tu paz. Bendice la humedad de la pared y hágase tu voluntad en la cocina como en los vidrios rotos del lavadero y líbranos de Paula y Natalia del mal.

Patri, una vez más, tenías razón. La paz y la plata para la obra de la arquitecta esté contigo.

Arquitecta, yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastara para sanarme,

la Familia muy normal.

¿Alguien ha tenido alguna aparición de la Arquitecta? En serio, estamos preocupados

Cumpleaños de lujo para Jor

Publicado en

Querido Jor, hoy es tu cumpleaños y la FMN te quiere saludar: ¡Feliz cumpleaños!. No se si sabias, pero a la FMN le gusta hacer regalos especiales.  Exacto, igual que tu día con Lara. Pero esta vez, fuimos maj’allá con los regalos. Le pedimos a cada integrante de la familia que pensara en su peor hábito, en lo mas molesto de cada uno, eso que odiamos tanto. Más que las jarras de jugo sin llenar, más que los ladridos de Lara, más que los vecinos. Sí, todo eso que te estas imaginando y mas, sólo por hoy, lo vamos a anular de nuestras vidas para que tengas un momento de paz en tu agitada rutina.

En el día de tu cumpleaños, la FMN se compromete a:

  • Patri no va a gritar en todo el día y promete no echarle la culpa de nada a la menopausia o a su crisis del paso del tiempo.
  • Pau arregló con los chorros que la siguen desde siempre, y solo por hoy, nadie le va a robar.
  • Nati va a reducir las puteadas un 50% (100% es mucho pedir). Promete modular al hablar y no enojarse cuando le hablen de plata.

    Paz asegurada

  • Fran va a lavar los platos sin que se lo rueguen pidan. Esta vez quiere hacerlo bien, así que va a limpiar el piso de la cocina, guardar la comida en tapers y sacar la basura.
  • Agus promete decirte buen día a la mañana cuando la saludes, en vez del sonido que emite siempre como respuesta. No peleará con Patri, se va a bañar y, aunque no lo creas, promete no mencionar a Crepúsculo ni nada relacionado.
  • Los niños se pusieron de acuerdo en este día para evitar todo tipo de gritos, llantos, tele con volumen alto, peleas y actividades físicas en exceso . Este regalo, es de los más difíciles de conseguir, APROVECHALO!. Coni va a hacer la tarea SOLA y la va a entender perfectamente, sin llegar a llorar. Santi promete dormir todo el día. Bueno, no todo el día. Va a estar presente cuando soples las velitas o cuando vos lo desees. Pero en cualquiera de los casos, se comprometió a no decir “Quiero decirte allliiiioo” 573 veces.

    "Prometo guardarte el lugar en toda ocasión"

  • Lara, simplemente será Lara, de la manera que mas te guste. Ya sabes, ella es incondicional sea tu cumpleaños o no.  Como ella cumplió años ayer, pueden hacer un cumpleaños doble y festejar juntos, como a ustedes le gusta. Nada más lindo que el mejor amante amigo del hombre para esta fecha especial.

Esperemos que disfrutes de estos regalos únicos.

Te saluda y abraza y promete que nunca, pero NUNCA, faltará Coca para el Fernet,
Tu familia muy normal

Playa, sol, tragos y el amor de una esposa que no grita: no tiene precio.

Feliz cumpleaños a Lara también que cumplió ayer 9 años y esta más virgen que nunca. No tenemos muchos regalos especiales para ella, pero sabemos que con dormir todo el día en el sillon (como siempre) le alcanza y le sobra. Como no podría ser de otra manea, con la presencia de Jorge en todo momento.

Día del maestro

Publicado en

Sarmiento aprueba este blog

El viernes 10/09, parte de la FMN tuvo el agrado de conocer el colegio de Coni en el marco del festejo del día del maestro. Otro acto escolar se podría decir, después de todo, ¿cuántos actos del día del maestro ya vivimos la mayoría en la FMN?. Imagínense cuántos actos del día del maestro ya presenció Patri. Sí, es normal sentirse desorientado al tratar de sacar un número exacto, pero no se preocupen, eso es un detalle poco relevante. De lo que sí queremos hablar, es de la experiencia vivida por la FMN. A continuación el relato de Agustina del acto del día del maestro.

09:50 am: Socializando con padres
Yendo al colegio y al encuentro de Patri que ya estaba haciendo la cola para subir los dos pisos por escalera que nos llevarían al asfixiante salón de actos. El comienzo del acto estaba programado para las 10 am puntual, pero se retrasó. No importaba, nos gusta generar la expectativa, podíamos esperar, aguante la emoción! Mientras tanto Patri y Jorge socializan con madres que hablan del regalo de “la seño Mariana” y se ponen al día con los avances de los niños en el colegio y el collage de plástica. Al mismo tiempo, interactúan con mas padres que pasaban alrededor y saludaban y hablaban también del regalo de la seño Mariana, el collage de plástica y otros asuntos más. Y estos también estaban hablando al mismo tiempo con otros padres que hablaban del regalo, plástica, la seño Mariana…Un espectáculo sin desperdicios, con casi siete conversaciones simultáneas entre diez personas. No cualquiera es padre.

10:15 am: Speedy presente
De la expectativa pasamos a la impaciencia y que mejor en esos momentos que Patri repasando y delegando las tareas pendientes del día de la fecha:

Patri (10:20 am): tiene que venir Speedy a ver la conexión, alguien tiene que estar en casa.

Patri (10:22 am): ¿Qué hora es? Capaz que todavía esta Paula para atender al técnico de Speedy. Mejor la llamo.

Patri (10:25 am): ¿Cuándo empieza esto? ¿No habrá llegado Speedy ya?

Patri (10:27 am): Che que bárbaro que tienen el colegio, eh. ¿Tendrán Speedy? ¿Y Speedy?

Patri a Agus (10:28 am): ¿No podras ir a casa a ver si llego Speedy?

Patri (10:30 am): …ssss…Speedy

Ya saben como a Patri le gusta tener el control del tiempo.

10:32 am: En caso de emergencia sea mal educado
Finalmente nos dan el sí para subir las escaleras e ir al salón de actos y la fila empieza a avanzar. En estos momentos, en medio de la muchedumbre de padres hambrientos de momentos Kodak, el instinto del mal proceder me tomó por asalto y todo lo que podía pensar era en subir las escaleras de a tres o cuatro escalones, a los empujones para llegar primera al mejor lugar del salón y así poder sacar fotos decentes. Consciente de estar alrededor de adultos y/o gente civilizada, traté de sosegar este arranque quinceañero y pensé en lo mal que quedaría semejante comportamiento.
¿A quién engaño?, obviamente, este buen proceder duró los primeros tres pasos que avancé en la fila, y al quinto olvidé completamente dónde estaba, con quién estaba, olvidé quien era (?). Antes de decir “buena conducta” ya estaba subiendo las escaleras de a tres escalones, escabulléndome entre culos, carteras y cámaras de fotos.

10: 37 am: Erase una vez, un pasillo
El salón era bastante profundo pero para nada facilitaba algún espacio para poder sacar fotos decentes. Al fondo se alzaba el escenario donde bailarían los niños; bah, bailaría Coni, el resto no era relevante. El ancho del salón estaba ocupado por dos filas de sillas  y entre ellas quedaba un espacio, dando forma a un pequeño pasillo de menos de un metro de ancho aproximadamente*. Era claro que aquellos en busca de la foto perfecta de primerísimo primer plano, no eran bienvenidos en ese pasillo improvisado. Pero había que actuar rápido. No mas conversaciones inofensivas con padres sobre el collage de plástica de la semana pasada o la odisea que fue juntar la plata y comprar el regalo para el maestro de grado (una RE odisea MAL). Los padres eran ahora pequeños conos color naranja fosforescente que debía esquivar, saltar, pisotear y porqué no patear (vale todo) para conseguir yo también el momento Kodak del acto. Dijo un cono naranja fosforescente la madre amigable: “Mandate adelante en el pasillo, al lado de los nenes de primer grado y hacete chiquitititita”. Sin pensar un segundo más, agarré la cámara y me ubiqué al fondo del pasillo no-amigable, bien cerca del escenario. Me quedé sentada en el piso al lado de los alumnos.


"Si no abandonan el pasillo, el hombre sentado atrás mio tendrá sexo violento conmigo y mi pollera"

10:45 am : Comienzo del acto y la toma del pasillo
Lo que ya sabemos: entrada bandera de ceremonia, Himno Nacional, Himno a Sarmiento, palabras a Sarmiento, discur

sos sobre el bajo presupuesto de la educación. Mientras una maestra daba un discurso que todo el mundo aplaudió, empecé a darme cuenta de que no estaba sola: alrededor mío se iban sumando madres que también se querían hacer “chiquititititas” y sacar fotos. Conos madres y yo nos mirábamos cómplices a veces, sabíamos que el pasillo estaba superpoblado. Otras veces las miradas eran competitivas. No me importaba, eran todos hombres muertos para mí.
11:05
Cuando terminaron los discursos y los Himnos, una maestra en busca de aplausos y tal vez atención, a falta de palabras emotivas por el día de la fecha, decide tomar una medida para ganarse al público:

Docente: A los padres les pedimos que salgan del pasillo. Estan ocupando todo el lugar y los chicos no pueden disfrutar de este acto que tanto ensayaron. Siempre pasa lo mismo, así que por favor, si quieren sacar fotos, se acercan al escenario al final del acto.

¡Perra conchuda la puta que te parió! ¿¡Cómo osas sugerir sacar fotos cuando la nena termina de bailar!?  No me importan los alumnos, que seguro espiaron miles de veces los ensayos, HELLO!, todos hacíamos eso en primaria. ¡¡Cruel!! ¡CRUEL Y DESALMADA!
Las madres se levantaron y se fueron para el fondo, y no me quedó otra que hacer lo mismo. Con el orgullo partido en mil pedazos (?) me ubiqué atrás, donde estaban las pocas sillas para los padres. BIEN AL FONDO.

11:20 am: Yo hice de Ricardo Fort en un acto del colegio.
En el universo de Coni, las cosas funcionan de otra manera. Y si de repente se te ocurre preguntarle sobre el acto en el que va a participar, probablemente no te encuentres con una respuesta concisa. Eso me pasó a mi, y realmente no tenía mucha idea de este acto, sólo sabía que Coni bailaría. Es por eso que, comenzada la parte teatral del acto, me sorprendí al darme cuenta que estaban interpretando


El niño Fort. Si se atreven, agranden la imagen para ver su tristeza (yo no pude)

una especie de “Bailando por un sueño”. Pensé con terror: “¿Habrá un niño Fort?”. Sí, lo había. Quedé horrorizada y morí por dentro un poco. Bueno, no tanto, pero quería abrazar al niño Fort y decirle “todo va a estar bien, mañana olvidaremos que todo esto sucedió”.

11:32 am: La toma del pasillo, vol. 2
Esto ya era cualquier cosa. Desde el fondo del salón, volvían a mí los pensamientos sobre la buena educación como cuando subí desubicadamente la escalera. Las madres comenzaron a arrastrarse por el pasillo y se acercaban al frente de nuevo. Ok, no era la única con un debate interno sobre el bien y el mal. Pensé en agarrarlas de los pelos y ahorcarlas con las correas de sus cámaras, pero me pareció un poco extremista esa medida. Como siempre dicen, los adultos deben dar el ejemplo, así que como toda persona educada, me empecé a arrastrar yo también, como los adultos, con la mejor cara de boluda posible. OBVIAMENTE, no faltaron los comentarios mala onda de la tercera edad, que desde sus sillas pegadas a sus culos gritaban: “Nena, nena, ¿no escuchaste al docente?” “¡Tienen que salir del pasillo NENA!”. Una vez más, la cara de boluda era un factor crucial.

11:50 am: En búsqueda del momento Kodak
Llegó el momento esperado. Coni iba a bailar la maldita canción que seguramente no duraría más de tres minutos y yo, junto al resto de las otras madres, ya estaba de vuelta en el frente del pasillo. Todos mis esfuerzos y mis cálculos llegaban al momento de la verdad. Todavía estoy asustada, no puedo recordar con exactitud lo que ocurrió, pero de repente empecé a sentir muy cerca a las otras los otros conos madres y estaba rodeada de brazos y cámaras por todos lados. Fué todo muy rápido y confuso. De nuevo tenía arranques de violencia hacia la gente, pero NO! tenía que contenerme, tenía que encontrar el momento Kodak! La cosa se ponía seria, la gente se transformaba y empezaban los empujones. Llegué a escuchar un pequeño intercambio de palabras entre una madre (madre A) y un padre (padre B)  que estaban ubicados en las sillas de más adelante, uno atrás de otro.

Padre B: (llama a la Madre  golpeándole con el índice en hombro): ¿Te podés sentar así vemos los que estamos atras?
Madre A: (cámara en mano, ignora el comentario de Padre B, pero luego piensa mejor y responde: Bueno, dale, y si no me tocas el hombro.

(????????????)

Esto era la guerra. Arranqué sacando fotos sobre las cabezas de las madres. Cambiaba de posición constantemente: sentada, de rodillas, casi arriba de la espalda de una madre arrodillada, sobre el pie de otra madre que habia decidido pararse; parada mientras asfixiaba a una de las madres, sentada sobre el cuerpo inconsciente de otra madre…OK, eso era solo parte de mi imaginación, pero me hubiese facilitado las cosas, tal vez.
Un problema inesperado: la cámara empieza a andar sola y me cambia a modo video. A todo esto, no había podido sacar UNA foto decente. El momento Kodak ya era algo imposible. Desesperada empece a filmar por 20 segundos y cuando la cámara me lo permitía y las madres me daban un respiro, sacaba fotos. Así durante todo la canción. Foto, video, foto, video…

12:10 pm: El fin
Luego del desconche de madres y cámaras, finalizó el maldito acto. Terminamos con pocas fotos, pero esta bien. Estaremos mejor preparados en el acto de fin de año. Madres, teman por mi, volveré y seré millones de fotos.

FIN

Hablando en serio, la FMN felicita a Coni que bailó genial. Amamos su doble pirueta que por suerte pudimos capturar con la cámara.

los ilumina con la luz del ingenio,

La familia muy normal.

*Ignoramos el ancho real del pasillo poco amigable, Agustina no sabe medir.