Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Franco

Tecnópolis o cómo viajar una hora y media para hacer colas de +3 horas.

Publicado en

Había una vez una familia con muchos hijos aburridos en medio de las vacaciones de invierno (o vacaciones de infierno como le gusta llamarlas a Patri). Había una vez una persona llamada Paula con una brillante idea que reuniría por un sábado entero a la familia, para compartir un momento único en igualdad y justicia social, hermanas y hermanos de la familia muy normal….perdón! justicia e igualdad social son términos que quedan retumbando en la cabeza de uno después de visitar Tecnópolis. Como cuando cantabamos en nuestras cabezas canciones de Fabiana Cantilo sin darnos cuenta que en realidad Coni nos había hinchado demasiado las pelotas estado deleitando por meses con sus mega hits.

En fin, fuimos a Tecnópolis a pasar un sábado, para disfrutar en familia, para ver qué carajo es eso de lo que todos hablan, para hacer colas, para entretener a los niños; porque además es gratis (durante Julio), y porque es gratis, y por sobre todo, porque nadie tiene que pagar, es decir, es gratis.

A continuación, los participantes del paseo:

Esta foto te da ganas de ir a Tecnópolis, ¿o no?

Franco (y sus anteojos); Paula la organizadora de eventos; Patri fresca como ese sábado a la mañana; Coni, pensaba que era un viaje a Disney; Bárbara, se arrepiente y esta foto lo dice; Natalia, no sabía que estaba ahí, no sabía que esto era una foto, no sabía que era gratis.

¿Nos tildan de locas porque en esa foto no estan todos los que fuimos? Ok, somos locas.

Otra foto grupal con los visitantes que faltaban

Sí, estábamos en un tren de mentira

Agustina y el Chanchi. Y sí, Franco una vez mas usando anteojos, Barb una vez mas no queria estar ahi, y lógicamente, Patri sacó la foto. Sí, no la sacó fuera de foco. ¡Obvio! estaba usando dos pares de lentes. ¡NO! no de los que usa Franco, se requiere de mucha modernidad para eso.

¿Qué esta faltando acá que no sean las fotos de Juanita Viale? JORGE! Pensarán que es lógico que JUSTO faltan Jorge y Lara. Aunque también sabrán que llevar a Lara no era una opción. De hecho llevar a Lara a cualquier lugar que no quede a dos cuadras de casa no es una opción. Así que, dejando de lado la teoría que quizás Jorge se haya quedado con Lara para un sábado de amor, como le habíamos prometido alguna vez, permitanme decirles que Jorge optó por quedarse en casa (y disfrutar de un momento único e irrepetible de paz) y visitar Tecnópolis cuando cobren la entrada. No es que a Jorge le guste gastar plata, es inteligente de hecho, y lo probaríamos unas horas mas tarde, en medio de una cola de tres horas, cansancio y sin un 160 que nos devuelva a nuestros hogares, o nos acerque, porque el 160 siempre esta cerca de algo.

Si tan solo los lugares estuvieran diferenciados por "Traiga aquí a su niño aburrido" y "Descanse mientras el niño no se aburre"

12 pm, llegamos a la estación de tren Miguelete (Villa Martelli), que es como tu amigo Miguel que te haec la segunda siempre y es muy copado, sólo que éste Miguel, no tiene taxi, ni buena onda, ni gente con cara de muchos amigos.
En medio de la incertidumbre, nos dirigimos hacia la cola gigante de gente que se veía desde la estación y que por suerte, no era la fila para entrar a Tecnópolis, sino para subirse a alguno de los colectivos (que venían cada tres minutos) que sí te llevaban al maldito lugar. Nadie tenía idea ni de dónde era Tecnópolis, si había cola, si se pagaba entrada, ni siquiera podíamos distinguir cuál era la entrada. El colectivo nos podría haber llevado a un tour super exclusivo en Ciudad Oculta (también GRATIS) y hubiesemos pensado que estabamos en Tecnópolis. Ok, somos locas (?).

"Chicos, no hay taxis ni remises, y los conductores de Helicópteros están de franco."

Finalmente llegamos a Tecnópolis, y estamos seguros de ello porque hay un poco más de gente que la media cuadra de cola que vimos en la parada del colectivo.

Les recordamos que la entrada era GRATIS

Empezamos bien, empezamos arriba. Ibamos a visitar todo por orden. Primer parada: el tren Gral. Roca. Pensamos que ibamos por buen camino porque a Santi le gustan los trenes, y a Coni le iba a gustar también si inventabamos que en ese tren Fabiana Cantilo cantó sus primeras canciones.
Aún así, los niños no mostraron mucho entusiasmo más que por el hecho de estar fuera de casa.

Después del tren…más trenes. OK, definitivamente esta parte les iba a aburrir, sobre todo porque no hay mucho que puedan hacer mas que sentarse en los asientos de los trenes, y si bien vivimos en Boedo, los niños saben que se siente tomar asiento en los trenes, o subtes, o colectivos, o sentarse en el sillón de casa (cuando Lara no lo está ocupando). En fin, ninguna novedad.

Foto con tren 1

Foto con tren 2

Foto con TRANVÍA (al fondo)

Definitivamente era hora de saltear la parte de los trenes y buscar en los miles de papeles que nos entregaron en la entrada, algún lugar que les pueda interesar a los niños.

Lo menos que podíamos hacer era sacar fotos a los niños al lado de cada fila lugar que visitaramos. Pero NO!, había que hacer fila para sacar foto también. ¿Querías sacarte foto al lado de la ferrari-no-se-qué? Hacé la fila. ¿Querés sentarte un rato en el tren? Hacé la fila. ¿Querés ver a la señora norteña tejiendo (con cara de poco feliz) en el telar? Hacé fila. ¿Querías ir a Tecnópolis? Hacé fila carajo!!!!!

Es increíble como absolutamente todo lo puedo relacionar con Crepúsculo

Bue, bue. Entendemos que era sábado y que todos quieren sacarse de encima a las criaturas del señor que tanto se aburren en estas dos semanas, y que además justo salió el sol, el día estaba divino, etc. Pero, ¿TRES HORAS Y MEDIA DE FILA PARA EXPERIMENTAR EL FRIO DEL ARTICO EN UN SUPER SIMULACRO? No, gracias! Ya la estabamos pasando mal. A cualquier lugar que quisieramos ir, habia una fila larguísima y no hay mucho que uno pueda hacer para entretener a los niños en una fila durante tanto tiempo. Creo que ni siquiera hay tantos temas de conversación que pudieran hacer pasar tanto tiempo sin terminar con cara de “¿Quién mierda me mandó a Villa Martelli a ver trenes?”.

Acá están las caras:

Aburridos

PAJA

Santi nos trata de decir algo

Reunión + niño frustrado por el aburrimiento

"Hola, sí, me dijeron que si usaba estos anteojos por una semana entera me iban a hacer pasar sin hacer cola"

Intentamos remontar la situación, sentarnos a tomar algo para discutir, bueno, en realidad para tomar algo también había que hacer cola así que, sentarnos en algún lugar libre era suficiente. Pero decidimos que Jorge tenía razón, y que además Tecnópolis no era una buena sugerencia para que los niños pasen un día en vacaciones de invierno. Seguro que el lugar es interesante y está bien organizado. Pero por dios no lleven a sus niños!!! A menos que vivan en Ciudad Oculta, porque es un toque de ahí, eh!

Patri había llevado un tupper tamaño familia muy normal lleno de empanadas para repartir, pero eso tampoco nos distrajo del paseo aburrido. De hecho, en un momento lo único que esperábamos era la próxima parada para repartir más empanadas. ¡Hola, ANGUSTIA ORAL!

"Si firmás aca mismo las fotos de Juanita Viale se borrarán de tu mente para siempre"

Así que Patri, que no es la fan número uno de KKKristina, tampoco soportaba los “mensajes populistas” que adornaban el lugar desde los carteles hasta los mensajes que se escuchaban desde los parlantes. Decidió que era tiempo de irnos, tres horas y media después de haber llegado. En ese tiempo que recorrimos menos de un cuarto del predio, podríamos haber entrado a la experiencia del Ártico, AAH RE!

El único que salió beneficiado en algún momento fué Santi, que una vez mas, usó sus encantos para obtener beneficios. Resumimos todo en estas cuatro fotos, paso a paso, más facil que las recetas de Utilísima. ¡TOMÁ MATE!

Santi señala lo que quiere y 20 segundos después lo tiene en sus manos. Así de fácil es ser él.

Así que, quizás volvamos a Tecnópolis, cuando cobren entrada y cuando los niños estén de campamentos o en alguna maratón de cumpleaños. Mientras tanto, nos quedamos en casa viendo las fotos de Juanita Viale y tratando de descifrar porqué a ése hombre lo apodan “manguera”….ahhhhhh.

A modo de bonus track, por si les quedó alguna duda de que los niños se aburrieron, a continuación les dejamos un video del testimonio de Coni:

Anuncios

Patri te toma el tiempo

Publicado en

Querida famila, si en algún momento pensaron que la gloria de este blog había terminado junto a la Coca del Fernet de Jorge, se equivocaron. Esto sigue y seguirá (con sus pequeñísimo recesos) por lo menos hasta que Natalia admita que disfruta más de lo normal el exhibicionismo, que va mucho más allá de andar en toalla por la casa, es amor propio. Así que hoy la FMN (sí, inventé siglas para Familia muy normal porque me da PA-JA) regresa con sus publicaciones, porque siempre hay algo para contar, siempre hay algo para discutir (si lo sabrá Patricia), así como siempre hay ropa para lavar y pendejos en el bidet.

En el día de la fecha hablaremos del tiempo, gracias a Patri (¿podemos llamarte asi?), que hoy tras una discusión de rutina con Franco, nos quiso dejar saber entre líneas (ella es así de ingeniosa) que su gran preocupación en el mundo no tiene nada que ver con el deseo intenso de que Paula y Natalia abandonen la casa. No, no, no. Su preocupación es…el Tiempo. Y si no estoy siendo clara, a continuación les dejo una parte de esa discusión que inspiró esta publicación:

Patri: ¡no podés controlar el tiempo!. Si hay algo que el ser humano NO puede controlar es el TIEMPO. ¡¡¡No existe nadie en este mundo que pueda hacerlo!!!
Franco: … (en silencio considera la posibilidad de salir corriendo y escapar de casa, de repente también, siento miedo, y frio)

Sí, nosotros también nos preguntamos qué tenía que ver el control del tiempo en una discusión sobre rateadas de colegio, bajas notas y malas contestaciones en la pubertad. Bueno, podríamos trazar un paralelo en realidad. ¡Pero no! Nosotros leemos entre líneas y Patri, sabemos que te preocupa el tiempo, su control y su tan desgarrador paso que todo lo puede. Y sabemos que tu gran deseo en este mundo (ademá de que Lara desaparezco pronto misteriosamente) ¡es CONTROLAR ESE TIEMPO!. Sabemos que lo queres, sabemos que te gusta, oh si, sabemos lo que te gusta.
Pero no te preocupes, porque hoy te dedicamos esta publicación para que sepas que en realidad sí podes tomar el control. No se si Franco, pero hay mucha gente que lo hace. ¿Que…no me crees?, ¿Que otra vez estoy hablando boludeces?, ¿Qué cuándo voy a madurar?, ¿Qué todavía no guardé la ropa planchada? ¿…AH?
En fin, Patri, te dejo ejemplos de grandes controladores de tiempo y te vas a sorprender al ver que vos sos uno de ellos. No, obvio, no te sorprendiste, nada te sorprende cuando todo lo sabes.


Este hombre a tu izquierda tiene un cronómetro en sus manos, ¡JA!. ¿Sabes que esta haciendo? Esta controlando el tiempo en que tarda en descubrir cómo fue que tu Notebook apareció chorreando agua la mañana siguiente del día de tu cumpleaños (historia REAL). Y mira Patri, mira su cara de satisfacción. No te acordas de Paula en sus peores épocas de fatiga prolongada y sus desafíos sin precedentes?:

Te tomo el tiempo cúanto tardas en traerme el paquete de carilinas de mi cuarto. (Paula, versión 2000-2001)

Ves, ella también tenía cierto control sober el tiempo. Bueno, no, en realidad controlaba a sus hermanos menores más que nada cuando no tenía ganas de moverse. Y bueno, en realidad, eso no esatba bueno, ¿sabes?. Sobre todo si te tomaba el tiempo que tardabas en lavarle la…no!, esperen, esto estaba mal

Doc y el DeLorean. No hay mucho más que agregar Patri. Esto es serio y real, nunca subestimes el poder del tiempo.

Y finalmente, esta sos vos en la cima del control del tiempo. Mágicamente* así llegaste a casa hace dos años. Y esto es el control absoulto del tiempo. Agarraste el DeLorean del Doc, viajaste al pasado para modificar los genes de la familia que por más de dos generaciones ha creado mujeres con poca amortiguación delantera, todo esto mientras cuidadosamente controlabas el tiempo que taradabas en llevar a cabo dicha hazaña con un cronómetro y ¡voila!. Tenes grandes pechos y ahora te dicen que ni siquiera aparentas tu verdadera edad. Sí, lo admitimos, pero solo por blog y sutilmente porque no nos gusta hacer sentir bien a la gente, no es lo nuestro, tu sabes.

Por eso Patri, no mas preocupaciones. Tomá el consejo de tu propia familia, relaaax, chill out, chillax y power to the people. No temas más por el control del tiempo cuando pienses en el promedio de las notas de Franco. Ya no Patri, eso es parte del pasado, es otro tiempo (que obvio que si que tipo re podes controlar, o sea, tsss), cerrá los ojos, relájate y goza…


Con cariño, te abrazamos esos pechos,
La Familia Muy Normal.


*Entiéndase por “mágicamente” el uso de cientos de dólares. David Copperfield es ochentoso y ya no nos gusta.

Jugando al huevo podrido…

Publicado en

Compañero Fran, seguramente en este momento o ya te operaron, o puede que “se está quejando y quiere que le pongan mas anestesia”…mmm, la segunda opción suena mas real, por las comillas…o por el mundial (?).

Franco, vos sí que tenes huevos, y por ser época de mundial, te decimos ¡”ponga huevo”!.
Te esperamos en casita para que te recuperes de tu operación. Y esperamos que le pongas una mejor cara que la que pusiste en tu cumple. ¿Qué, no te acordas, amigo?, pero mirate esta foto. Esa es una cara de feliz cumpleaños.

Te queremos, a vos, a tus huevos, y a tu carita de culo 🙂

La alegría de la adolescencia, única e irrepetible

Ningún animal/integrante de esta familia fué maltratado durante el proceso de esta publicación.

En el día de la fecha…

Publicado en


Hoy conmemoramos el nacimiento del primer espécimen masculino de la family.
Fran, ¡Feliz Cumpleaños!

Dieciseis casi diecisiete, ¡como cantaban en La Novicia Rebelde, Fran!(más información aquí)

Esperamos a toda la familia para soplar las velitas con Fran hoy viernes a la noche

¡No falten!

DATO ÚTIL PARA NATI: Franco sale a las doce. A partir de esa hora, podes abandonar tu status de hermana y salir, guiño guiño.

Ningún animal/integrante de esta familia fué maltratado durante el proceso de esta publicación.